Get Adobe Flash player

FAMARCIA MUNICIPAL Y CONSULTORIO MEDICO

La precariedad en materia de salud queda en el pasado para Quilanga, cantón de la provincia de Loja en donde no existía una farmacia que aplaque la necesidad de la ciudadanía, ya que sus habitantes debían trasladarse 18 kilómetros a Gonzanamá, inclusive a Cariamanga, ubicada a 48 kilómetros, para adquirir una aspirina o medicamentos.

Una iniciativa del Patronato de Amparo Social del cantón dio un giro a esta realidad y ahora todos los días personas como Gladis Alberca pueden acceder a los medicamentos en el centro de la cabecera cantonal pagando incluso un 10% menos del valor comercial, lo que para ella es un servicio excelente.

Gimena Bustamante, presidenta del Patronato, indica que instalar una farmacia era una necesidad urgente de cubrir, pero dándole un valor agregado en beneficio de la comunidad, refiriéndose a que el precio de los medicamentos que ofrecen es más barato que en la ciudad de Loja.

La lista de insumos está directamente relacionada con el perfil epidemiológico de Quilanga, es decir para enfermedades virales, desnutrición y aquellas que afectan al sistema nervioso. Lo curioso es que brindar este servicio tan importante para esta población solo costó 6 mil dólares.

El proyecto se reforzó con un consultorio médico que atiende los días viernes, sábados y domingos, con lo que se da la posibilidad para que la población esté cubierta toda la semana, teniendo en cuenta que de lunes a viernes la atención la brinda el Sub Centro de Salud de Quilanga.

Bustamante, presidenta del Patronato de Amparo Social Municipal, resalta que el valor de este servicio se mide por el número de pacientes que atiende pero sobre todo por las vidas salvadas. Una de ellas, la de una niña que ingirió por error máchica contaminada con veneno para ratas y fue oportunamente tratada por la galena municipal, temporalmente contratada.

Radio Online Municipal


FACTURACION ELECTRÓNICA

Registro de acceso

Nuestro Alcalde